Ciberseguridad: las tendencias que marcarán 2016

Los expertos vaticinan un incremento de los ataques a dispositivos móviles y a otros objetos electrónicos que giran en torno al concepto de “Internet de las Cosas”.

Sin Internet, ¿qué sería del mundo actual? Las posibilidades de las conectividades de los aparatos tienen más ventajas que inconvenientes, pero estos últimos son de gran importancia. Los ciberdelincuentes siempre van un paso por delante de las nuevas tecnologías y, en este año que acaba de entrar, de nuevo cometerán diversos actos llamativos que pondrán en riesgo los dispositivos, no solo móviles, sino los electrodomésticos, cada vez más inteligentes gracias a Internet. ¿Cuáles serán las tendencias a tener en cuenta en 2016?

CRECEN LAS AMENAZAS A SMARTPHONES

Quizá a más de un usuario de nuevas tecnologías ser objeto de un ciberataque se la trae al pairo, hablando en plata. No debería. Los dispositivos móviles actuales contienen demasiada información personal, muy relevante sobre nosotros, que en manos ajenas podría dar algún que otro susto.

Los fabricantes se esperan cada año en implementar formas de bloqueo más robustos. Virus informáticos y ciberataques, cada vez más, ponene en su punto de mira los llamados smartphones, objeto electrónico muy extendido entre la población y que no está exento. La idea acerca de que los ciberdelincuentes solo atacan a los ordenadores, es falsa. Así de tajante. Solo en el tercer trimestre del año 2015, se han registrado casi 6.400 nuevas amenazas para Android, sistema operativo para dispositivos móviles más extendido en todo el mundo.

Según los expertos, en este año se verá un aumento en el número de vulnerabilidades en los dispositivos Android que, a su vez, podrían ser realmente aprovechadas por los hackers. De momento, ya se han detectado muestras de la complejidad en las nuevas técnicas utilizadas para esquivar la detección y filtrado en la tienda de aplicaciones.

EL INTERNET DE LAS COSAS EN EL PUNTO DE MIRA

Desde hace tiempo, los objetos electrónicos más diversos viven su particular mutación. Lo han conseguido gracias a Internet. Gracias a conectarse a la red, ya sea por ethernet o vía wifi, han conseguido ofrecer nuevas posibilidades al respecto. Métodos para controlarlos a distancia, posibilidad de “hablar” con otros dispositivos para intercambiar datos, sistemas de programación más personal… Todo ello ya es posible.

Sin embargo, y aunque pudiera parecer lo contrario, ningún aparato está exento de sufrir un ataque en el momento en el que está conectado a Internet. Así de simple, de claro, y de peligroso. Cada día se incorpora más tecnología a nuestra vida cotidiana. Se estima que esta nueva tendencia tecnológica seguirá siendo un foco de noticias basadas en el hecho de que los dispositivos son inseguros.

TÉCNICAS MÁS INTELIGENTES

Tal y como la ciberseguridad empieza a destacar y la ingeniería social sigue evolucionando, las empresas han comenzado a invertir más en protegerse de este tipo de ataques psicológicos. Según los expertos, el “ramsonware” continuará predominando en 2016 hasta el punto que solo será cuestión de tiempo que se vean cosas más allá del rescate por “secuestro” de datos.

ATAQUES EN LA NUBE

La virtualización de las infraestructuras y los servicios basados en la nube, es otra de las tendencias actuales en la digitalización de las empresas. Será otro de los focos de atención por parte de los ciberdelincuentes. Esto se suma a la corriente por la cual muchos usuarios de nuevas tecnologías, consideran que se sienten cobayas en una sociedad hiperconectada en la que prima la llamada “libertad vigilada”.