2. EL CHAT: Es el más ágil. Redactar un correo electrónico nos lleva su tiempo, mientras que los mensajes de chat nos permiten abandonar las formalidades. De esta manera, la comunicación es más rápida y eficaz. Por eso, el chat está especialmente indicado para cuestiones específicas de las que se necesita una respuesta rápida. Además, los emojis le dan un estilo más personal a las conversaciones.

4. EL TELÉFONO: Prácticamente no hay nada más personal y eficaz que la comunicación oral, por eso, está aumentando su popularidad a diferencia de lo que se puede creer.  Las conversaciones telefónicas se usan cuando la comunicación escrita mediante chat y email no es suficiente. El teléfono es el mejor canal para debatir un tema complicado o solucionar un conflicto.

3. LA VIDEOCONFERENCIA: Es muy útil para establecer relaciones sólidas. A diferencia del correo electrónico, el chat y el teléfono, la videoconferencia presenta el contacto visual, un aspecto muy importante en la comunicación. Además, evita los malentendidos al poder ver la expresión del interlocutor. Por eso, es perfecta cuando no es posible una reunión presencia. También es muy útil para empleados en remoto, ya que la comunicación cara a cara potencia el compromiso.

 

En definitiva, todas estas soluciones son productivas, siempre que se usen en el momento correcto. Por eso, en Spetel te ayudamos a implantar sistemas de comunicación que integran todos estos canales de comunicación como

de Unify.

¡Consúltanos! Te asesoraremos sin compromiso.