La imagen corporativa: El activo más valioso de una empresa

Dejamos un poco de lado las nuevas tecnologías y las telecomunicaciones, para tratar un tema de vital importancia en las empresas y su crecimiento: La Imagen Corporativa.

Hoy en día resulta fundamental, debido a la alta competitividad que existe, que una empresa se preocupe por la percepción que los diferentes públicos, tienen sobre sus organizaciones.

Ya sean sus propios empleados, directivos o accionistas; o bien proveedores, distribuidores, etc., lo más importante es que posean una imagen adecuada de nuestra empresa.

En una empresa con una buena imagen, sus valores son reconocidos, donde los mejores profesionales, proveedores, clientes y hasta sus propios empleados lo reflejan. Así como se planifican las ventas y el crecimiento económico, debe ser proyectada y planeada de la misma manera la imagen institucional.

La imagen entonces es, un conjunto de significados por los que llegamos a conocer un objeto, en este caso, la empresa, a través de las cuales las personas la describen, recuerdan y relacionan. Por lo tanto debemos tener muy presente que para generar una imagen, no basta con un logotipo bonito. Es ahí donde entran las estadísticas:

Está demostrado que más del 50% de los proveedores, clientes, etc., no están cómodos con la Imagen Corporativa que proyecta una empresa que muestra una dirección de correo electrónico de Gmail o Hotmail, o que no posee una página web con un dominio propio .com, .es o similar. Esto les puede hacer, incluso, decantarse por otras empresas para sus objetivos.