La innovación de SmartOffice Centre: adaptación a las pymes

Las pymes continúan consolidándose como el motor más eficiente e importante de nuestro país. Aunque, del mismo modo, son organizaciones que pueden llegar a resultar poco competitivas. Al tener una dimensión relativamente pequeña, estas empresas pueden adaptarse de mejor forma a las transformaciones de mercado: un claro punto a favor. Es esa misma condición de tamaño la que dificulta en numerosas ocasiones el progreso tecnológico de estas entidades, que no pueden favorecerse de la era de innovación y mejoras tecnológicas en la que nos embarcamos por sus limitaciones presupuestarias.

En este sentido, KYOCERA a través de su solución para pequeñas y medianas empresas, Smart Office Centre, se adapta a las necesidades y requerimientos particulares de cada una de estas organizaciones, otorgándoles la mejor tecnología a un precio competitivo y con cinco años gratis de mantenimiento del equipo.

 

 

Además, Smart Office Centre no solo posibilita un importante ahorro de dinero. El tiempo será tu aliado, ya que con la nueva oficina inteligente el acceso a la información será mucho más ágil y sencillo, permitiendo resolver mejor y más rápidamente las necesidades de los clientes. Del mismo modo, aumentará el ahorro de papel, ya que se podrá digitalizar cada uno de los documentos.

El ahorro de espacio es también otro de los puntos a tener en cuenta. Muchas de estas organizaciones se desempeñan en espacios pequeños debido a sus dificultades económicas. Así, con Smart Office Centre, disminuirá significativamente el monto de papel acumulado, permitiendo destinar espacio en la oficina a otros elementos.

Con la oficina inteligente que plantea Smart Office Centre, las tareas tradicionales de imprimir, fotocopiar, escanear y enviar o recibir fax se ven complementadas con las funciones emergentes más modernas, como digitalizar, archivar, buscar y gestionar de forma rápida.

En definitiva, Smart Office Centre se antoja como una solución que ofrece multitud de beneficios adaptables a la diversidad de pymes que conforman el panorama empresarial de nuestro país, brindándoles la oportunidad de tornar el modelo arcaico en el inteligente, sumándose así a la revolución tecnológica sin tener que hacer grandes esfuerzos económicos que les agoten los recursos para sobrevivir en un mercado cada vez más competitivo.