Microsoft reconoce la barra de Ask como malware

Microsoft ha escuchado los lamentos de millones de usuarios que se preguntaban: “¿Qué hace aquí esta barra? ¡Yo no he instalado nada!”. Por fin la odiada Ask Toolbar será considerada como software no deseado y, por lo tanto, eliminada.

El anuncio ha sido recogido con igual regocijo por parte de los profesionales de la seguridad informática, ya que la barra de Ask tiene un largo historial de problemas difíciles de corregir. Y lo peor de todo es su capacidad para entrar sibilinamente en cualquier ordenador sin que su dueño se dé cuenta. De hecho algunos programas lo instalan de forma automática a menos que el usuario esté atento para deseleccionar la casilla adecuada durante el proceso.

Esta instalación no deseada, no debe preocuparnos más. Microsoft ha sido claro: todas las versiones de la barra de Ask, menos la última, serán clasificadas como software no deseado. Dicho de otra forma, los sistemas de protección de Windows como Defender eliminarán esta odiada herramienta nada más la detecten.

Microsoft no ha aclarado exactamente por qué ha metido a la barra de Ask en la lista negra ni por qué ha tardado tanto en hacerlo. Tampoco por qué no ha incluido la última versión del software en su cruzada.

La lista de criterios para determinar qué significa no deseado cubre instalaciones y anuncios no deseados y pérdida de privacidad. La empresa también aseguró recientemente que se pondría las pilas para acabar con las apps que toman el control de los navegadores.