Outlook evoluciona hacia Flow

Parece que poco a poco, Microsoft va poniendo las cartas en orden en su baraja, y no era tarea fácil. Outlook, uno de sus productos estrella en el segmento corporativo, se había convertido en un monstruo demasiado pesado y por otro lado, el spam estaba dinamitando los cimientos de la comunicación en las empresas.

Había que hacer algo, y era urgente. La suite integrada en Office requería un buen restyling para seguir liderando la comunicación y gestión de agenda en las empresas, pero sobre todo para hacer frente al inapelable éxito de soluciones como Slack, cada vez más populares en las comunicaciones corporativas. ¿Qué hacer? ¿Matar a Outlook y empezar de cero?

Esta fue la primera sospecha al conocer la compra de Acompli por parte de los Redmond, pero lo cierto es que de esta medida surgió una versión renovada del que sea posiblemente el mejor cliente de correo para el iPhone. Y se llama también Outlook. Microsoft tenía bien preparada la respuesta a Slack y se llamará Flow.

Flow consiste en una extensión de Outlook que permite establecer lo que ellos llaman conversaciones con nuestros interlocutores. Y atentos porque el equipo ha renunciado a sacrificar la marca Outlook, pero también, a terminar con su funcionalidad.

(La noticia completa: elconfidencial.com)