Primera regla de Seguridad: Refuerza tus contraseñas

Después de que la nube de Apple (los datos almacenados en la web por los usuarios como las fotos o su agenda), sufriese un ataque masivo que provocó la difusión pública de decenas de imágenes íntimas de famosos, Apple aumentó la seguridad y, además, avisa cada vez que alguien entra en iCloud a través de un navegador, por si en vez de un usuario se trata de un pirata.

Este ejemplo ilustra que no basta con que los usuarios tengan contraseñas eficaces, sino que, además, esta precaución se convierte en inútil en el caso de que los hackers logren entrar en el lugar donde están almacenadas. Pero, aunque al final pueda resultar insuficiente, por algún lado hay que empezar a protegerse. Por eso, se aconseja reforzar las contraseñas; las más inseguras son aquellas que están basadas en palabras de diccionario o sus derivados. La recomendación es usar una contraseña de más de 9 o 10 caracteres que no pueda ser interpretada, es decir “leída”, ni una derivación que sustituya caracteres. Para que se considere robusta debe incluir mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales. Otra opción mucho más práctica y que también se utiliza mucho es el uso de frases largas inventadas, siempre que no sean citas de libros ni títulos de películas.

El mayor defecto que podemos cometer es la reutilización. En la mayoría de los casos, ya está superado el problema de las contraseñas fáciles o muy cortas, pero seguimos utilizando la misma contraseña en todas partes. Para solucionar esto, lo ideal es emplear una regla que nos permita combinar una parte común en todas nuestras contraseñas que nos facilite recordarla, y una parte que cambie en cada sitio que la utilizamos. Existen aplicaciones para los teléfonos inteligentes, como Dashlane o ipassword, que con sistemas de protección y encriptación muy sofisticados permiten al usuario, con una sola contraseña maestra, manejar un número infinito de contraseñas seguras. ¿Problema? Son servicios que casi siempre son de pago, y la sensación para los neófitos de que se están poniendo todos los huevos en la misma cesta, todos los datos privados en un mismo lugar. (Fuente: Tecnologia.elpais.com)