Récord mundial de Supermicro para baja latencia y computación financiera anunciado en la STAC Summit

Logo_Supermicro

Los nuevos sistemas de procesamiento paralelos de ultra hiper-velocidad y alta densidad consiguen récords mundiales para las pruebas de tecnología de servicios financieros STAC-N1 y STAC-A2.

Super Micro Computer, Inc., un líder global en servidores de alto rendimiento y alta eficiencia, tecnología de almacenamiento y computación verde, ha presentado la última plataforma de hiper-velocidad de rendimiento extremo de tercera generación basada en la nueva arquitectura Ultra de Supermicro, junto a un nuevo coprocesador de alta densidad Intel® Xeon Phi(TM) basado en 1U SuperServer® en la STAC Summit de Nueva York de esta semana.

“Supermicro Hyper-Speed Ultra e Intel Xeon Phi coprocesador basado en SuperServers se han sintonizado bien para conseguir el mejor rendimiento de su clase y los bancos de prueba de récord mundiales STAC-N1, STAC-A2 son resultados independientes que demuestran la experiencia de nuestro sistema”, indicó Charles Liang, director general y consejero delegado de Supermicro. “Para aplicaciones que necesitan de la latencia más baja o de la densidad más elevada para el procesamiento paralelo, nuestros servidores basados en la computación verde Intel Xeon E5-2600 v3 se han optimizado de forma exacta para maximizar el rendimiento con la mayor eficacia energética”.

“La colaboración de Supermicro e Intel ha establecido un nuevo estándar industrial para rendimiento con los bancos de pruebas STAC-N1 y STAC-A2 que usan la solución de computación de alto rendimiento de factor de forma denso optimizada basada en los procesadores de la gama Intel® Xeon® E5-2600 v3 y los coprocesadores Intel® Xeon Phi(TM)”, explicó Hugo Saleh, director de marketing y desarrollo industrial de Intel Technical Computing Group. “Los desarrolladores de servicios financieros son capaces de usar estándares abiertos basados en las técnicas de programación y características ricas de Intel® Parallel Studio XE 2015 para usar por completo los procesadores modernos con el sistema operativo de su elección, todo ello al tiempo que asegura la viabilidad a largo plazo de sus códigos de servidores futuros y estaciones de trabajo”.

(Fuente: Europapress.es)